PODERES GENERALES Y GENERALÍSIMOS PARA LA REALIZACIÓN DE TRÁMITES Y ACTUACIONES DURANTE AUSENCIAS Y SALIDAS DEL PAÍS.

SI CONSIDERA SALIR DE COSTA RICA, UN PODER INSCRITO EN EL REGISTRO NACIONAL PUEDE SER LA SOLUCIÓN PARA REALIZAR DIVERSOS TRÁMITES O ACTOS DURANTE SU AUSENCIA.

En Costa Rica la figura del poder puede ser una aliada para las personas que salen del país por un periodo largo o simplemente porque durante su ausencia requieren realizar trámites públicos o actos privados puesto que permite delegar a un tercero la realización de estos. En este sentido, es recomendable que las personas que planean estar fuera del país otorguen, con antelación, un poder de acuerdo con sus necesidades, a una o varias personas de confianza.

PERSONAS FÍSICAS FACULTADAS PARA OTORGAR PODERES:

En el caso de personas físicas, los poderes pueden ser otorgados por personas nacionales o extranjeras, que tengan facultad legal para dar poderes, es decir, que sean mayores de edad y tengan la capacidad para hacerlo. De igual forma, los mandatarios o apoderados también deben tener capacidad para obligarse por sí mismos.

Una persona que ya se encuentra fuera del país, y desea otorgar un poder, puede hacerlo, sin embargo, el trámite es diferente, pudiendo ser más costoso y largo. Esto, debido que se debe acudir al consulado más cercano a firmar la escritura pública, y luego seguir con varias formalidades, para registrar dicho poder ante el Registro Nacional; o bien, otra opción es que el Notario Público costarricense proceda a desplazarse al país donde se encuentra el mandante para que se firme la escritura. Una tercera opción es que se otorguen los poderes ante notarios extranjeros, siempre y cuando el Estado donde se otorgue el poder y el Estado donde se ejerza, sean parte de la Convención Interamericana sobre Régimen legal de Poderes para ser utilizados en el extranjero.

Si bien en este texto se está recomendando otorgar poder debido a la salida del país de la persona, la utilidad del poder no se agota en dicho supuesto. En virtud de lo anterior, pueden existir otros motivos por los cuales es oportuno otorgar un poder, por ejemplo: cuando la persona tiene alguna imposibilidad física para realizar los trámites, o simplemente porque no desea realizar trámites personalmente y cuenta con una tercera persona para que los realice en su nombre.

TIPOS DE PODER:

Algunos poderes se pueden otorgar en documentos privados, sin embargo, los poderes más aceptados por las instituciones públicas y los requeridos para compraventa de muebles e inmuebles, así como para otros actos de comercio, son los otorgados en escritura pública ante Notario Público e inscritos ante el Registro Nacional de Costa Rica, entre los cuales se encuentran los siguientes:

a. PODER GENERALÍSIMO PARA TODOS LOS NEGOCIOS DE UNA PERSONA (Art. 1253 Código Civil): En este caso la persona apoderada puede “vender, hipotecar y de cualquier otro modo enajenar o gravar toda clase de bienes; aceptar o repudiar herencias, gestionar judicialmente, celebrar toda clase de contratos y ejecutar todos los demás actos jurídicos que podría hacer el poderdante, excepto los que conforme a la ley deben ser ejecutados por el mismo dueño en persona y los actos para los cuales la ley exige expresamente poder especialísimo.”

b. PODER GENERALÍSIMO PARA ALGUNO O ALGUNOS DE LOS NEGOCIOS (Art.1254 Código Civil): el apoderado tiene las mismas facultades indicadas en el artículo 1253 del Código Civil, pero para el negocio o acto determinado.

c. PODER GENERAL PARA TODOS, ALGUNO O ALGUNOS NEGOCIOS (Art. 1255 Código Civil): El apoderado general tiene las siguientes facultades:

    1. Celebrar los convenios y ejecutar los actos necesarios para la conservación o explotación de los bienes.
    2. Intentar y sostener judicialmente las acciones posesorias y las que fueren necesarias para interrumpir la prescripción respecto de las cosas que comprende el mandato.
    3. Alquilar o arrendar bienes muebles hasta por un año; pero, si el poder se limita a cierto tiempo, el período del arrendamiento no debe exceder de ese plazo. Para arrendar bienes inmuebles, se requiere poder generalísimo o especial.
    4. Vender los frutos así como los demás bienes muebles que por su naturaleza están destinados a ser vendidos o se hallen expuestos a perderse o deteriorarse.
    5. Exigir judicial o extrajudicialmente el pago de los créditos y dar los correspondientes recibos.
    6. Ejecutar todos los actos jurídicos que según la naturaleza del negocio se encuentren virtualmente comprendidos en él como medios de ejecución o como consecuencias necesarias del mandato.”

Es importante mencionar que si la persona desea de manera específica entablar o apersonarse a un proceso judicial o administrativo, es recomendable que otorgue un “Poder Especial para determinado acto jurídico judicial y extrajudicial”, y este, según el artículo 1256, este no debe inscribirse en el Registro Nacional de Costa Rica. Sin embargo, mediante un poder generalísimo otorgado con las facultades del artículo 1253, se puede englobar la facultad para apersonarse a este tipo de procesos judiciales o administrativos.

En general, el poder es un instrumento que puede ser de gran ayuda para la persona que lo otorga puesto que facilita la realización de diversos trámites y actos. El poder puede terminar: (i) por revocación en cualquier momento, (i) cuando se cumple el mandato para el cual fue otorgado, (iii) por la muerte del mandante o mandatario, entre otras causales determinadas por ley.

Lexincorp ofrece el servicio de asesoría, preparación y registro de dichos poderes. En caso de cualquier consulta o información adicional, se puede contactar con el abogado a cargo, o bien, puede enviar un correo a info@lexincorp.com.

Escrito por: María Alexandra Álvarez Arias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú