El cumplimiento corporativo

Por qué su empresa necesita darle importancia

… Para llevar a cabo un control adecuado de lo anterior, es recomendable contar con un oficial de cumplimiento, sin importar el tamaño de la empresa…

Por Julio Aparicio | Socio, Lexincorp Central American Law Firm 

El cumplimiento corporativo se refiere, simplemente, a la forma en que una empresa se asegura de estar al día con todos los requisitos a los que esta sujeta por ley. Estos abarcan desde poner en orden sus actas de gobierno corporativo como asambleas de accionistas, hasta las relativas a requisitos sanitarios, los cuales se han hecho aún más relevantes en estos tiempos.

Establecer el debido cumplimiento de todas las normas requiere de tres cosas básicas:

  1. Conocimiento de las leyes, reglamentos y otras normas a las que está sujeta la empresa en particular y la industria a la que pertenece en general.
  2. Establecimiento de un código de conducta al cual se sometan todas las personas relacionadas con el negocio, desde los accionistas hasta los colaboradores.
  3. Procedimientos claros y una constante capacitación a todos los niveles para asegurarse de cumplirlos.

Para llevar a cabo un control adecuado de lo anterior, es recomendable contar con un oficial de cumplimiento, sin importar el tamaño de la empresa. Este puesto deberá tener la capacidad de trabajar de la mano del órgano de auditoría, establecer políticas de contratación y capacitación del personal junto con recursos humanos y elaborar un código de conducta junto con los dueños de la empresa que vaya acorde a la especial visión que tengan para el negocio.

Además, hay que considerar dos ámbitos generales de acción para dichas políticas

  1. Hacia adentro de la empresa: Es decir, la conducta que todos los involucrados deben tener con los recursos materiales y de tiempo de la misma. Esto implica cómo se establecen los protocolos de verificación de gastos, por ejemplo. En varias compañías de mucho éxito, como Netflix, se les otorga un alto grado de discrecionalidad a los empleados, no sólo de sus horarios laborales, sino también sobre los gastos que realizan en nombre de la compañía. Parece contraintuitivo, pero el resultado indica que, a más confianza otorgada, mejor respuesta por parte de los empleados. Es evidente que no toda persona estará preparada para tanta libertad, pero es allí en donde los procedimientos de verificación entrarán en juego, así como la importancia que se ponga al desempeño.
  2. Hacia afuera de la empresa: Aquí se trata de la conducta ética o no que se pueda tener frente a terceros. Muchas compañías internacionales tienen dentro de sus propias políticas de cumplimiento corporativo, la prohibición de entrar en negocios con empresas que cometan actos de corrupción como sobornos o tráfico de influencias. En casos de préstamos importantes otorgados por instituciones financieras, la violación a una de esas prohibiciones puede significar la ejecución del préstamo.

Como podemos ver, el cumplimiento corporativo abarca todos los aspectos de la vida de un negocio, por lo que es vital establecer prácticas sanas de apego a las normas legales, así como un código de ética que dicte el norte de las acciones de la empresa. Un oficial de cumplimiento que pueda trabajar en conjunto con la gerencia y propietarios de la compañía, así como la asesoría legal adecuada para determinar los aspectos normativos, deben ser parte de la estrategia de cualquier emprendimiento que quiera tener éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú