Suspenden requisito de Estudio de Impacto Ambiental.

El Gobierno de Nicaragua a través del Decreto 76-2006, establecía normas para la protección de los Recursos Naturales de Nicaragua, obligando a los inversionistas a realizar una serie de Estudios de Impacto Ambiental, con el objeto de alcanzar un desarrollo sostenible, observando cualquier alteración positiva o negativa probable que podría ocasionar la implantación de un proyecto, obra, actividad o industria sobre el medio ambiente.  

Todos los inversionistas que deseaban crear una infraestructura productiva, de servicio o de interés social (Obras Horizontales, Obras Verticales o ambas) tendrían que presentar un Estudio de Impacto Ambiental ante las autoridades del MARENA para que en un plazo máximo de 240 días realice la revisión técnica del estudio y se proceda a la emisión de la resolución. Sin embargo, en la práctica la revisión podía tomar mucho más tiempo de lo establecido en el decreto, lo que ocasionaba perdidas monetarias y atrasos en la ejecución de los proyectos. 

A traces del Decreto 15-2017, publicado en el Diario Oficial, La Gaceta, numero 163 el 28 de agosto del año 2017, el Gobierno de Nicaragua deroga Decreto 76-2006 con lo cual suprimen el requisito de la elaboración y presentación de un Estudio de Impacto Ambiental para proyectos, obras, actividades o desarrollo industrial en Nicaragua, de igual forma, el decreto le otorga todas las facultades al MARENA para emitir los permisos y autorizaciones para el desarrollo de los proyectos sin necesidad de un Estudio de Impacto Ambiental.  

Asociaciones y Organismos Ambientalistas se han opuesto a la medida, sin embargo, el nuevo decreto brinda un aspecto positivo para el desarrollo económico del país, ya que la simplicidad de los procedimientos y la reducción de los tiempos para la obtención de los permisos llama la atención de inversionistas que están interesados en implementar nuevas industrias y desarrollar nuevos proyectos en el país.